Estambul

Estambul es la única ciudad del mundo que se asienta sobre dos continentes: Europa y Asia. En ella convergen las civilizaciones del Oriente y del Occidente, lo que le otorga una gran riqueza y diversidad cultural. Mezquitas, iglesias, museos, palacios, bazares y las espectaculares vistas son sólo algunas de las cosas por las que esta ciudad atrae cada día a más visitantes.

La ciudad está situada a lo largo del Estrecho del Bósforo, que une el mar de Mármara y el mar Negro, separando la parte asiática de la europea. Un canal de 7 kilómetros, el llamado Cuerno de Oro, divide en dos la parte europea de la ciudad.

Debido a su situación estratégica, Estambul ha tenido en la historia una gran relevancia geopolítica y ha sufrido en varias ocasiones la invasión por parte de otros estados. La ciudad fue bautizada como Bizancio. Tras el reinado de Constantino el Grande, la ciudad pasó a llamarse Constantinopla, y tras la conquista por parte de los otomanos, pasó a llamarse Estambul, convirtiéndose en una de las ciudades más grandes y pobladas de Europa. Comprende un área de 7.500 Km2, con una longitud aproximada de 150 kilómetros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad